Practicar yoga ayudaría a controlar objetos con la mente

©Matthew Ragan/Creative Commons

Casi todos conocemos los principales beneficios del yoga y la meditación: son actividades que alivian el estrés, reducen los dolores corporales, aportan flexibilidad, mejoran la respiración y hasta pueden volvernos mejores personas. Pero, ¿sabías que además tienen el potencial de ayudar al cerebro a controlar objetos con la mente? Así lo encontró un nuevo estudio realizado en la Universidad de Minnesota.

De acuerdo al equipo liderado por Bin He, ingeniero biomédico de esa casa de estudios, quienes practican yoga y meditación a largo plazo pueden aprender a controlar un ordenador mentalmente de manera más eficiente que aquellos que no realizan estas actividades. Lo interesante de estos resultados es que demuestran cómo cualquiera de estas disciplinas podría ayudar a personas con discapacidades físicas a recuperar parte de su movilidad e independencia.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron a 36 pacientes: 12 con al menos un año de experiencia en yoga y meditación, y 24 sin ningún tipo de experiencia. Los dos grupos fueron sometidos a tres experimentos durante cuatro semanas, en los que debían mover el cursor sobre la pantalla y formar imágenes a partir de la actividad cerebral. Quienes practicaban alguna de las dos disciplinas fueron dos veces más propensos a completar la tarea y aprendieron tres veces más rápido que el resto a mover mentalmente el ordenador.  

En 2013, el profesor He desarrolló un robot capaz de volar con instrucciones dadas a través de la mente. Pero en ese mismo experimento se encontró con que no todo el mundo tiene la capacidad de lograrlo: las personas con mayor nivel de distracción suelen fracasar en el objetivo de enviar señales con el cerebro.  

©Balint Földesi/Creative Commons

Por el contrario, quienes realizan yoga o meditación adquieren un nivel de concentración superior, lo que les permite tener más éxito en el uso de la interfaz cerebro-ordenador (BCI). Esto demuestra como estas disciplinas pueden ser útiles para personas con problemas de movilidad, quienes en un futuro podrían ser más autosuficientes gracias al manejo de esta tecnología.  

Mover elementos con el cerebro: Una realidad cada vez más cercana

Aprender a controlar ordenadores con la mente puede ser útil para aprovechar los avances en el área. En 2013 profesionales de la Universidad de Essex en el Reino Unido desarrollaron una interfaz para pilotar naves mentalmente. En ese entonces se logró que un sujeto equipado con una placa de 66 electrodos en su cuero cabelludo pudiera dirigir un vehículo espacial representado en la pantalla de un ordenador. 

©Canadian Film Centre/Creative Commons

En el mismo año, la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard desarrolló un curioso sistema aparentemente no invasivo que permite a los humanos direccionar con la mente la cola de un ratón. A través de escáneres de resonancia magnética, se logró una estimulación bidireccional –cerebro humano, computadora, cerebro animal- con una eficiencia del 95 por ciento en el control de movimientos.

Este tipo de desarrollos sirven para en un futuro lograr dispositivos que permitan dar autonomía a las personas con movilidad reducida, pero también para tratar otro tipo de patologías, como por ejemplo el déficit de atención. Hace un año el diseñador Alejo Bernal presentó Synapse, un coche de juguete que puede controlarse con la mente y estimular la concentración: funciona con un auricular EEG NeuroSky, dispositivo de electroencefalografía que mide la actividad eléctrica neuronal y la convierte en señales que le dan movimiento al juguete.

¿Qué opinas de este tipo de avances?, ¿crees que el yoga y la meditación pueden tener efectos positivos para su uso?