Discovery Noticias

Por qué hacer ejercicio y el peso ideal no siempre van de la mano

actividad física

©Bro. Jeffrey Pioquinto, SJ/Creative Commons

Se cree que es simple: si se gastan más calorías de las que se ingieren, se adelgaza. Pero la ciencia ha llegado a decirnos que no es tan así. Un nuevo estudio realizado por la Universidad de Arizona sostiene que ante el mismo ejercicio físico, una persona puede perder peso, ganarlo o mantenerse estable.

En el estudio participaron 81 mujeres sedentarias y excedidas de peso. Al finalizar un programa físico de 12 semanas, el resultado fue sorprendente: el 70 por ciento de las mujeres habían aumentado su masa corporal -por grasa y no músculo-. Sin embargo, todas habían desarrollado mayor resistencia aeróbica. Otro dato que el equipo del doctor Glenn Gaesser notó es que aquellas mujeres que sí habían comenzado a perder peso durante el primer mes, continuaban con el mismo patrón de adelgazamiento luego.

Las recomendaciones al respecto de Gaesser fueron que al cabo de un mes de ejercicio, si el peso sigue igual, entonces es necesario mirar otros aspectos de la vida diaria como alimentación y actividades. Aunque este nuevo descubrimiento desvincularía al ejercicio del peso para algunas personas, es importante tener en cuenta que no sólo es necesario hacer actividad física para bajar unos kilos. El deporte, en cualquier de sus formas, ha demostrado tener increíbles propiedades para la salud.

¿Por qué debería preocupar esto a los hispanos? Casi el 55 por ciento de la población es obesa, acorde a la Universidad del Estado de Arizona, y los latinos como población dominante tienen un alto índice de sobrepeso: más del 60 por ciento lo tienen o padecen obesidad. Entre ellos, los niños y adolescentes lideran el rango, ya que entre muchas madres latinas aún persiste la creencia popular de que ser robusto es sinónimo de salud, entre otras razones.

“El exceso de peso, sobre todo la obesidad, disminuye casi todos los aspectos de la salud, desde la función reproductiva a la respiratoria, afecta la memoria y el estado de ánimo”, dice un artículo de la Universidad de Harvard. Este exceso de peso puede tener muchas causas: la mala alimentación, el sedentarismo, y la falta de educación y prevención al respecto.

En busca de soluciones

La pérdida del cinco al diez por ciento de peso corporal puede ofrecer significativos beneficios para las personas obesas, según el artículo de la Universidad de Harvard. Será diferente para los más chicos que para los más grandes.

bajar de peso

©U.S. Army Corps of Engine/Creative Commons

En el caso de los niños, es importante que vean a la actividad física como un placer y no como un sacrificio. La mejor forma para que esto suceda es convirtiendo el deporte en un juego. Estimularlos a jugar en equipo puede ayudarlos también a hacer del deporte un momento social y divertido.

El sedentarismo desde pequeños trae aparejadas consecuencias irreversibles para el resto de la vida: estimularlos a moverse y a realizar actividad física es fundamental. El gobierno americano también ha hecho oídos a estas necesidades y ha creado el proyecto We Can. Como este, hay muchos más: busca otros proyectos en tu barrio y comunidad.

Para los adultos, el cambio puede ser más difícil. Una forma para hacer más ameno el gran cambio que implica luchar contra la obesidad puede ser con contención: Shape Up America es una organización sin fines de lucro que estimula la realización de pequeños cambios de hábitos cotidianos en la búsqueda de un mundo sin obesidad.

El primer paso puede ser concientizar sobre los peligros de la obesidad: está relacionada a las causas de muerte más frecuentes de Estados Unidos (enfermedades cardíacas, diabetes tipo II e hipertensión arterial). Y luego, los pequeños cambios.

Cambios en la dieta: más frutas, más verduras y menos frituras ya podrán hacer maravillas con el colesterol. Luego, dejar atrás el sedentarismo: no es necesario aspirar a convertirse en atleta, pequeños cambios como caminar en lugar de utilizar el automóvil o subir escaleras pueden dar resultados asombrosos.

Por último, realizar planes familiares pueden ser de gran ayuda. Desde organizar una semana saludable para todos hasta planear alguna actividad física en conjunto, ayudará a reforzar los lazos familiares y a aumentar colectivamente el autoestima. Y recuerda la importancia del ejercicio físico, aunque los científicos aún se desvelen con el por qué no está necesariamente ligado a bajar de peso, son innegables sus beneficios en la salud. Que, a fin de cuentas, es lo que importa.

¿Consideras a la obesidad como un problema? ¿qué haces para mantenerte activo?