Hispanos: ¿protagonistas del crimen? Estadísticas reales versus noticias

©flash.pro/Creative Commons

Aparentemente, lograr mayor diversidad en los medios de comunicación es un juego complicado de balances. No solo les ocurre a las mujeres; también es difícil encontrar películas, programas de televisión y cómics donde las personas de color –sean afroamericanas o latinas, hombres o mujeres–, sean las protagonistas. Esto es, claro, hasta que llegamos a los programas de noticias.

En su microcosmos de policiales, estos grupos tienen tanta presencia que se encuentran, de hecho, sobrerrepresentados.

La conclusión nace de un trabajo de la universidad de Illinois, publicado en el Journal of Communication, que midió cómo se comparaban las estadísticas de participación de latinos, musulmanes y afroamericanos en crímenes con su presencia en programas de noticias estadounidenses.

El estudio, encabezado por Travis Dixon –profesor de comunicaciones de esa universidad–, analizó una muestra 146 programas emitidos por las cadenas ABC, CBS, NBC, PBS, CNN, Fox News, MSNBC y Univisión entre 2008 y 2012.

Dixon encontró, por ejemplo, que el 81 por ciento de las personas descritas como terroristas en televisión se calificaban de “musulmanes” cuando, comparado con datos brindados por el FBI, solo el seis por ciento de los terroristas es de esa afiliación religiosa. De hecho, quienes más cometen terrorismo en suelo estadounidense son supremacistas blancos.

¿Y cómo le fue a la comunidad hispana en el estudio? Pues tal como esperarías: en la televisión, aquellas personas descritas como inmigrantes acusadas de crímenes eran en un 97 por ciento visiblemente “latinos”, pero solo la mitad de los inmigrantes en Estados Unidos son, de hecho, hispanos. Entre los inmigrantes descritos en esos programas de TV como indocumentados, el 99 por ciento eran visiblemente latinos, pero según indica un informe del Pew Hispanic Center de 2005, sólo el 75 por ciento de los inmigrantes indocumentados de Estados Unidos son latinos.

Los datos fueron recopilados por estudiantes a partir de programas disponibles en el archivo de  la universidad de Los Ángeles, entre los que se incluía ABC World News Tonight, CBS Evening News, NBC Nightly News, PBS News Hour, Anderson Cooper 360, Fox News Live, MSNBC Live, Univision Ultimate Hora y Noticiero Univision, CNN Newsroom Live y The Situation Room.

El estudio tomó muestras de los principales programas de noticias de Estados Unidos. Foto.

©PublicDomainPictures/Creative Commons

El trabajo señala la fuerte inclinación de los medios por seleccionar acontecimientos con mayor prevalencia de latinos y musulmanes como protagonistas. No es casual. “Nuestra conceptualización de varios problemas está tan atado a consideraciones de raza y etnicidad que, de hecho, nos están desinformando”, observa Dixon.

Curiosamente en contraste con la sobrerrepresentación de musulmanes y latinos, el autor encontró que los afroamericanos aparecían en el 19 por ciento de estas historias, cuando, según estadísticas brindadas por el Departamento de Justicia, en realidad componían el 39 por ciento de los arrestados durante el mismo período.

La población afroamericana, además, figuraba en las noticias como víctima de homicidio en apenas 22 por ciento de los casos televisados, frente al 48 por ciento que figura en los reportes nacionales.

Sin embargo, los resultados no son del todo inesperados. Otros trabajos ya habían hablado de la sobrerrepresentación de hispanos en las secciones policiales de estos programas, pero los resultados de Dixon son de los más representativos gracias a la cobertura a nivel nacional de su estudio y su inclusión de programas tanto de aire como de cable en la muestra.

Aunque este análisis no intenta echar luz sobre las cuestiones sociales más profundas detrás de la representación de minorías en televisión, Dixon cree que, especialmente luego del 11 de septiembre, los estadounidenses han pasado a depositar sus miedos en temas percibidos como externos –como el terrorismo y la inmigración–, y que los medios se han hecho eco de esto.

En este marco, los programas de noticias no solo actuarían como un reflejo de esos temores; sino que, a su vez, servirían para perpetuar los prejuicios y las posiciones de poder de los grupos privilegiados. Y es que, después de todo, la tipificación racial, étnica –y hasta religiosa– del criminal no es nada nuevo.

¿Qué te parece a ti? ¿crees que la representación de latinos y otras minorías en los medios se ha modificado en los últimos años? Cuéntanos en los comentarios.