Discovery Noticias

Correr puede ayudarte a mantenerte joven

Correr ayuda a mantener el cuerpo joven

©Raúl González/Creative Commons

Si te dicen que el sedentarismo modifica de forma negativa tanto al cerebro como al corazón, puede que no salgas disparado a hacer ejercicio. Pero, ¿qué harías si te dijeran que correr ayuda a mantenerte joven?

Un estudio realizado en conjunto entre la Universidad Estatal de Humboldt y la Universidad de Colorado ha dado con un inesperado beneficio que la actividad física conlleva en adultos. Los investigadores descubrieron que las personas mayores de 65 años que corren al menos 30 minutos tres veces por semana son menos propensas a padecer limitaciones físicas que aquellas que solo se limitan a tomar caminatas.

Es más: estos corredores bien entrados en la adultez tenían un rendimiento para caminar entre un 7% y un 10% mayor que el de sus coetáneos sedentarios.

“Descubrimos que los adultos mayores que se ejercitan regularmente a través de actividades aeróbicas -como correr, por ejemplo- tienen un menor ‘costo metabólico’ que aquellos que tienden a estar menos activos. De hecho, el ‘costo metabólico’ que implica caminar para ellos es similar al de un joven adulto en sus veintitantos”, explicó Justus Ortega, profesor de Kinesiología en la Universidad Estatal de Humboldt y uno de los desarrolladores de esta investigación.

Este costo es la energía que el cuerpo demanda para realizar una actividad, que incrementa naturalmente con el paso de los años –por eso caminar o moverse tiende a resultar más complicado o agobiante en las personas mayores.

Los investigadores aún no han dilucidado cómo es que los corredores más viejos también son mejores caminadores. Creen que la respuesta puede estar en las mitocondrias –algo así como el motor que cada célula del cuerpo posee-, porque las personas que se ejercitan regularmente evidencian un mejor rendimiento de las mismas en las fibras musculares.

“Lo que podemos extraer es que correr es una gran forma de mantenerte joven. Al menos en términos de eficiencia celular”, resumió Rodger Kram, profesor de fisiología en la Universidad de Colorado y co-autor de esta publicación.

El equipo de trabajo que ha dado con estos resultados se mostró interesado en estudiar si otras actividades aeróbicas como la natación o el ciclismo inciden positivamente en mantener la eficiencia corporal a pesar del paso del tiempo.

Ahora sí, ¿qué estás esperando para empezar a correr?