Discovery Noticias

Cómo será la oficina del futuro

Cómo serán las oficinas del futuro para trabajar mejor. Foto

©ThinkStockPhotos

Diseño, tecnología, comodidad y buena iluminación son algunos de los rasgos esenciales que deben estar presentes en todo ambiente laboral para fomentar el bienestar de los trabajadores y potenciar la calidad de su producción. Además, proveer espacios para fomentar la actividad física durante los recreos es una medida que se está extendiendo cada vez más entre las empresas ya que el sedentarismo puede afectar gravemente la salud y el desempeño.

Especialistas en ergonomía y psicología llevaron a cabo distintos estudios para averiguar de qué modo deberán desarrollarse las oficinas del futuro para aumentar la productividad y la buena disposición de los empleados. A continuación te contamos cuáles fueron sus conclusiones más interesantes.

La tecnología de los videojuegos para trabajar

Justin Young, profesor de la Universidad de  Kettering, comenzó una investigación para adaptar el mobiliario y la disposición de las oficinas a la tecnología del futuro que está por invadirlas. Se trata de dispositivos de control mediante movimientos y gestos que, tal como sucede en los video juegos de última generación, no necesitan de teclados ni del contacto físico con la pantalla para funcionar.

La preocupación de Jung gira en torno a que, si no se desarrollan las condiciones óptimas para recibir a este tipo de tecnología, los usuarios podrán sufrir lesiones graves en sus articulaciones ya que las sillas y mesas actuales están pensadas para equipos touch o con teclados y mouse. El profesor argumenta que es preciso pensar estas cuestiones antes de incorporar los dispositivos para evitar caer en el mismo error de las décadas de 1980 y 1990, en las que, a causa de los diseños precarios, las oficinas se convirtieron en polos generadores de tendinitis y síndrome del túnel carpiano.

Más intimidad

En la última década los espacios de trabajo comunes con escritorios compartidos y sin paredes se impusieron como sinónimo de renovación y actualidad. Pero esto no durará mucho más ya que, según pudo comprobar el psicólogo Matthew Davis, se trata de una organización que disminuye los niveles de concentración y aumenta el estrés por los altos niveles de ruido. Por el contrario, las oficinas cerradas ofrecen una sensación de intimidad que favorece el desempeño laboral.

Pero esto no quiere decir que no habrá conexiones entre los empleados, también se considera imprescindible la creación de áreas específicas donde puedan distenderse, conversar y tomar un rico café para fortalecer los vínculos e intercambiar opiniones.

Iluminación para ideas brillantes

El profesor Janetta Mitchell McCoy de la Universidad de Washington realizó un estudio en el que demostró una asociación entre los espacios iluminados y el desarrollo de la creatividad. Por este motivo, los especialistas en ergonomía entienden que en los nuevos espacios laborales no puede faltar la luz solar para estimular la inventiva de los trabajadores. A su vez, estas condiciones favorecen la aparición de plantas en el ambiente que ayudan a aminorar el estrés, a generar sensación de bienestar y, como consecuencia, a aumentar la productividad.

Menos líneas y más curvas

Según un estudio realizado por Oshin Vartanian de la Universidad de Toronto, los diseños curvilíneos suelen percibirse con mayor agrado y comodidad que aquellos en los que priman las líneas y los ángulos rectos. Por esta razón, muchas empresas y organismos, como por ejemplo, la Oficina del Censo de los Estados Unidos, comenzaron a disponer de una arquitectura en la que priman los bordes redondeados y se evitan los largos escritorios alineados longitudinalmente. De este modo, se busca que, al trabajar en ambientes que resultan amenos, los empleados se relajen y logren manejarse de forma más espontánea y creativa. 

Y tú, ¿estás listo para la oficina del futuro? ¿cómo te imaginas los nuevos espacios de trabajo?