Cómo la meditación podría ayudarte a cumplir tus metas

Meditación

© Spirit-Fire /Creative Commons

Por María Victoria Taborelli.

En el mundo occidental, cada vez es más común que las personas se animen a aventurarse al mundo de la meditación. Paz interior, armonía, tranquilidad mental y relajación son algunos de los beneficios que produce en aquellos que la desarrollan diariamente, junto a la posibilidad de prevenir el estrés, disminuir la presión sanguínea y -aunque resulte increíble- investigaciones recientes sugieren que su práctica podría volvernos personas más compasivas. Además, resulta efectiva para el entrenamiento de alto rendimiento, ya que permite a los deportistas desarrollar la capacidad de adaptarse a los entornos desfavorables y reponerse rápidamente de los estímulos adversos.

Pero, más allá de mejorar tu calidad de vida, te encantará saber que meditar puede ser tu mejor aliada a la hora de alcanzar esas metas que tanto te están costando hacer realidad. Mira cómo puedes volverte un mejor alumno o dejar de fumar gracias a ella.

Meta: Mejorar el rendimiento en el estudio o la enseñanza

Meditación

© Simon Cocks /Creative Commons

De acuerdo a una investigación que realizaron Robert Youmans, profesor de la Universidad George Mason,y Jared Ramsburg, doctorando de la Universidad de Illinois, meditar antes de asistir a una clase o de estudiar ayudaría a alcanzar mejores notas en las exámenes. El experimento consistió, precisamente, en comparar el rendimiento de estudiantes universitarios que habían meditado antes de realizar una evaluación con el de aquellos que no lo habían hecho. Los resultados mostraron que los primeros lograron una mejor calificación. El motivo estaría en que tan sólo seis minutos de ejercicios de meditación permitirían mejorar notablemente la claridad mental, la concentración y la autodisciplina.

En base a eso,Youmans afirmó que: “La meditación podría ayudar a los estudiantes que tienen problemas para prestar atención o concentrarse. Este tipo de alumnos están mucho más presentes en las clases de primer año que en los cursos superiores ya que, lamentablemente, quienes tienen estas dificultades suelen abandonar la universidad”. Por estas razones, cree que las actividades de autoreflexión, como la meditación, deberían tener un lugar importante en los cursos de primer año y en todas las instituciones donde se observe un debilitamiento de las notas alcanzadas.

No sólo los estudiantes pueden mejorar su desempeño llevando a cabo esta práctica, sino que también pueden lograrlo los maestros. Algunos minutos de meditación (mindfulness) antes, durante o después del horario escolar ayudan a que, tanto alumnos como profesores, reduzcan el estrés y la fatiga, evitando que sus experiencias escolares diarias afecten su estado mental. De esta forma, pueden mejorar significativamente el intercambio que realizan dentro de los marcos institucionales.

Si te has propuesto rendir satisfactoriamente en la escuela o en la universidad, ¡prueba complementar tus estudios con un poco de meditación!

Meta: Progresar en el trabajar sin estrés

Meditación

© Kashirin Nickolai /Creative Commons

El trabajo cumple un rol crucial en la vida de muchas personas, por lo que obtener un ascenso o conseguir un premio resulta una gran satisfacción. El problema está en que por alcanzar estas metas, muchas veces sufrimos un desborde de estrés que puede causar graves problemas en la salud. Uno de los efectos adversos que acarrea el exceso de trabajo es el llamado Burnout (síndrome de agotamiento laboral o fatiga laboral crónica).

Aunque resulte paradójico, los médicos son los profesionales más susceptibles a padecer de este síndrome (se estima que el 60 por ciento lo sufre en algún momento de su carrera). Por estas razones, los estudiantes de medicina de tercer año del centro médico Wake Forest Baptist de Carolina del Norte comenzaron a ser entrenados mediante un programa de relajación y meditación aplicada (ARAM) que incluye diferente ejercicios de meditación.

Así, lograron familiarizarse con estas prácticas para recomendarla a los pacientes que sufren de estrés y utilizarlas para su provecho. Luego de realizar este entrenamiento, el 90 por ciento de los médicos consideraron que la meditación les resultó efectiva para lograr desarrollar la empatía, mejorar la memoria y, sobre todo, prevenir el estrés laboral y manejar la ansiedad.

Meta: Controlar la adicción al cigarrillo

Meditación

© Serge Melki /Creative Commons

La adicción al cigarrillo y a otras sustancias involucra un área del cerebro relacionada con el autocontrol. Un nuevo estudio demostró que el ejercicio de una forma de meditación conocida como Integrative Body-Mind Training (IBMT) en fumadores reduce su adicción al tabaquismo en un 60 por ciento, en tanto que mejora el control de los impulsos. La investigación consistió en exponer a 27 voluntarios fumadores a estos ejercicios, que incluían relajación corporal, imágenes visuales y meditación guiada por un profesor calificado, durante cinco horas en el transcurso de dos semanas.


Yi-Yuan Tang , uno de los autores de la investigación de la Universidad Técnica de Texas, señaló: “Nosotros encontramos que los participantes que recibieron el entrenamiento IBMT redujeron su deseo por el cigarrillo. Debido a que la meditación promueve el autocontrol, podría ser de gran ayuda para tratar a las adicciones.” Los ejercicios ayudaron a disminuir el deseo por el cigarrillo incluso en aquellos que no tenían la intención de dejar de consumirlo, la clave estaría en que al reducir el estrés se facilitaría la capacidad de regular los impulsos. Los investigadores no pueden afirmar todavía por cuánto tiempo se extiende el efecto, pero creen que para que sea posible llegar a abandonar este prejudicial hábito es necesario que los fumadores realicen estos ejercicios por un período de tiempo más extenso.

¿Eres de meditar a diario? ¿Nunca lo probaste? Cuéntanos en los comentarios debajo.

Discovery en Español